Connect with us

¿De qué hablamos cuando hablamos de cine en México?

REDACCIÓN

¿De qué hablamos cuando hablamos de cine en México?

Hablar de cine es hablar de conceptos, alegorías de arte y expresión humana; Hablar de cine es hablar de sentidos, industrias, crisis y competencia internacional…

Hablar de cine en México, es taquilla; es hablar del cuarto lugar en asistencia mundial de un público que consume lo internacional a lo propio.

De acuerdo al anuario estadístico del Instituto Mexicano de Cinematografía, en 2014 la producción nacional alcanzó 130 películas, colocando a nuestro país entre los primeros 20 con mayor producción cinematográfica a nivel mundial, número que creció aún más durante 2015, alcanzando 140 producciones. Este aumento constante se debe principalmente a los estímulos y fondos que el gobierno otorga cada año a través de IMCINE. La mayoría de las películas realizadas en México cuentan con el apoyo de programas como Eficine, Foprocine y Fidecine enfocados a la producción, postproducción y distribución de cine mexicano.

Aun así, la producción y las estadísticas anuales figuradas por un film, no reflejan la salida en salas. Las películas producidas en el país tardan un tiempo considerablemente alto en ser de conocimiento público y su distribución nacional es peyorativamente llana.

El interés del mexicano por sus producciones no se muestra, no hay un apoyo directo hacia un cine de limitantes que aun intentando ser comercial, o incluso independiente, resalta. Es entonces que el interés se encasilla a lo que se populariza como correcto, no a lo que el espectador completa en su lectura.

IMCINE ha tomado varias medidas para incentivar que el cine mexicano de hecho se vea en nuestro país. Las más destacadas son la Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad, una gira que lleva cine mexicano a las salas de los distintos estados, y la nueva plataforma de IMCINE en el sitio español FilminLatino, que ofrece un amplio catálogo de cine nacional al que los usuarios pueden acceder de manera gratuita.

Los cineastas son individuos de contenido. Los cineastas mexicanos, estadounidenses, europeos, asiáticos o de cualquier sitio, tienen el valor del ciclo del mensaje, un mensaje que antes de ser escuchado por un contexto virgen, debe enlazarse con el público raíz. El cineasta necesita al público, tanto como se necesita a sí mismo.

El mexicano debe conocerse; el cine mexicano debe verse, criticarse, sentirse. El cine mexicano debe completarse por el mexicano, y exponerse al mundo como un arte y no un contador de butacas en salas.

¿De qué hablamos cuando hablamos de cine en México?

Hablamos de oportunidad.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in REDACCIÓN

Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending

Momentos

To Top