Connect with us

DOCE MX

La amnesia de los desconsiderados

REDACCIÓN

La amnesia de los desconsiderados

Por Paola Nadine Cortés Calzada.

La paradoja de nuestros días es un escrito cargado de absurdos que se han convertido en nuestro modo de vivir, relata una sociedad vacía en esencia y colmada del individualismo extremo; en cada línea describe la pérdida de los valores del ser humano y sus consecuencias.

Podemos o no estar de acuerdo, quizá hay quienes sienten que es suficiente leer el diario y lamentarse, otros quizá se resguarden detrás de su activismo de escritorio haciendo historias en instagram o compartiendo noticias que no leyeron, otros en su enriquecimiento constante haciéndose creer que ayudan por generar trabajos con jornadas cada vez más demandantes y salarios que cada vez alcanzan menos. Todos estamos en esa bolsa, en la de la sociedad que cada día opta por rechazar todo aquello que es diferente a su persona, rechazamos por color, nacionalidad, género, poder adquisitivo, sexualidad, religión, preferencia política; los ricos son monstruos para los pobres y los pobres son los vivientes del gobierno para los ricos. Y así vamos cada uno justificando nuestra falta de empatía y sobre todo justificando nuestra nula responsabilidad social.

Apoyamos los cierres de fronteras pero no estamos dispuestos a realizar los trabajos que un migrante realiza, apoyamos gobiernos nacionalistas pero preferimos contratar migrantes desplazados a menos costo que un nacional, aprobamos leyes que resguardan los derechos humanos de los migrantes y por el otro generamos Instituciones cada vez más herméticas; damos refugio a delincuentes de cuello blanco y deportamos a personas en situaciones precarias; es el negocio de la desesperación. Una frontera hermética no disminuye la necesidad de migrar pero si acrecienta los riesgos del migrante, pues en afán de “una vida mejor” y para muchos de “luchar por su vida” ponen manos de delincuentes su integridad, su seguridad y hasta su propia familia.

Todos somos migrantes

Quién en una situación “normal” arriesga su vida subiendo a un tren que recorrerá un país con problemas severos de respeto a los derechos humanos, de corrupción, de narcotráfico; qué persona elegiría vivir a la deriva hacinado en un campo de refugiados haciendo filas interminables por un plato de comida; quién elige separarse de su familia sabiendo que puede morir en un desierto; qué mujer está dispuesta a inyectarse anticonceptivos para vacas porque sabe de antemano que será violada incontables veces mientras logra cruzar una frontera… quienes sino aquellos que han sido despojados de todo en manos de sus propios gobiernos.

Migrar es un derecho al que solo se puede acceder si el receptor tiene un interés específico sobre de ellos; Argentina abrió sus puertas a las migraciones europeas con afán de poblar su extenso territorio hasta entonces vacío y carente de personas que trabajasen sus tierras; Estados Unidos concedió visas a través de una amnistía a todos los trabajadores del campo pues necesitaba con urgencia hacer producir sus tierras a bajo costo; México hace pactos para mejorar la situación económica de los países de origen de migrantes (centroamérica) pero no acciona para asistir a los miles de migrantes que están en frontera, peleando entre sí para ser recibidos por las autoridades; y así innumerables ejemplos de hipocresía diplomática, desde países hasta gobiernos locales, Aguascalientes aprobó unánime la ley de protección al migrante aguascalentense y ha convertido a nuestro Estado en santuario para migrantes, sin embargo, es día que tiene la deuda del reglamento que de operatividad a todos esos derechos que proclama resguardar pues los presupuestos están enfocados en el gobierno mismo.

Todos defendemos a los migrantes mientras no se encuentren en nuestro territorio, mientras sean un problema lejano a nuestra frontera, mientras no los crucemos en la calle y los señalemos como parte del aumento de criminalidad, olvidamos que algún día podemos ser estadística.

En cierta forma, todos somos migrantes , solo que algunos decidimos optar por la amnesia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

More in REDACCIÓN

Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending

Momentos

To Top