Connect with us

Mariano Azuela y las letras revolucionarias

REDACCIÓN

Mariano Azuela y las letras revolucionarias

El escritor mexicano Mariano Azuela, considerado como el iniciador de la novela de la Revolución por obras como “Los de abajo”, “Nueva burguesía” y “Los caciques”, murió el 1 de marzo de 1952.

Mariano Azuela nació el 1º de enero de 1873. Fue un médico y novelista mexicano originario de Lagos de Moreno, Jalisco. En Guadalajara se tituló como médico cirujano para regresar, en 1899, a Lagos de Moreno, donde adquirió una botica.

Sus experiencias militares y el panorama revolucionario sentaron las bases de su obra más reconocida: Los de abajo (1915), la que lo convertiría en el máximo exponente de la novela de la Revolución Mexicana.

Al apoderarse Victoriano Huerta del poder, Azuela, como muchos otros laguenses, fue perseguido por haberse identificado con las ideas de Madero. Se incorporó como médico a las órdenes de Julián Medina. Ocupó el cargo de director de Instrucción Pública de su estado en el breve gobierno de ese jefe, al que finalmente acompañó en su repliegue hacia el norte. Iba entre los villistas que buscaron refugio en Ciudad Juárez y en El Paso, Texas, después de los combates perdidos ante la gente de Obregón, llevando entre sus pocos papeles bocetos de escenas hechos a partir de lo que había presenciado. El periódico El Paso del Norte le publicó entre octubre y diciembre de 1915 los capítulos de la primera versión de su novela Los de abajo.

Con el subtítulo, Azuela se refería a lo que había visto entre los revolucionarios. Lo que escribió fue la antiepopeya de unos hombres del norte de Jalisco que durante dos años, entre 1913 y 1915, matan por instinto, por diversión, por venganza o sólo porque se les ordena; ya obedeciendo al instinto de sobrevivencia, pues son tránsfugas; ya amparados en la lucha contra Huerta, o enfrentados, como villistas, a las tropas de Carranza.

En calidad de médico de tropa —escribió Azuela— tuve ocasiones sobradas para observar desapasionadamente el mundo de la Revolución. Muy pronto la primitiva y favorable impresión que tenía de sus hombres se fue desvaneciendo en un cuadro de sombrío desencanto y pesar. El espíritu de amor y sacrificio que alentara con tanto fervor como poca esperanza en el triunfo a los primeros revolucionarios, había desaparecido. Las manifestaciones exteriores que me dieron los actuales dueños de la situación, lo que ante mis ojos se presentó, fue un mundillo de amistades fingidas, envidias, adulación, espionaje, intrigas, chismes y perfidia. Nadie pensaba ya sino en la mejor tajada del pastel a la vista

Los de abajo no trata sobre el primer período de la Revolución, en el que el objetivo era derrocar a Porfirio Díaz, sino acerca del segundo período, que comprende los hechos posteriores al asesinato de Madero y de Pino Suárez por órdenes de Huerta, es decir, la campaña dirigida por Venustiano Carranza contra el usurpador y la guerra que vino después, entre convencionistas-villistas y carrancistas.

La historia narrada en Los de abajo contiene un gran vacío, que va de la entrevista Macías-Natera, a mayo de 1915, fecha de la carta que Luis Cervantes le envía a Venancio desde El Paso, Texas. Ese vacío refuerza la naturaleza fragmentaria de la novela.

Los de abajo es una obra con elementos simbólicos. Veo simbolismo en el hecho de que el protagonista, que no sabe las razones de sus actos, pero tampoco puede contenerse una vez comenzada la lucha, muera apuntando al horizonte, escribe Carmen Azuela Rivera: “¿Seguirá Demetrio Macías eternamente apuntando con su fusil para lograr la justicia social?”, y también cuando Azuela nos pinta a los revolucionarios destruyendo una máquina de escribir o encendiendo con las páginas de un libro el fuego para tostar elotes.

Azuela es celebrado por su honestidad y representación acertada de la Revolución y sirve como una reflexión de este periodo de inestabilidad. Describe las emociones y la agitación de los campesinos en una manera que no existía antes de Los de abajo. Se lee por todo el país y también en muchos otros países.

 

 

4 Comments

4 Comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in REDACCIÓN

Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending

Momentos

To Top